Bloquear puerta desde dentro

¿Tienes un hermano pesado que no deja de entrar en tu habitación a todas horas y no te deja nada de intimidad? ¿Vives en un piso de estudiantes y quieres bloquear la puerta desde dentro para que nadie pueda entrar cuando tú estás? Si eres de esas personas que busca intimidad a toda costa y en su propia casa no se la dan, no te preocupes porque aquí estamos desde cerrajero de Valencia para solucionarlo. Debes saber que bloquear una puerta desde dentro es más fácil de lo que crees. En primer lugar, vamos a darte ideas ‘más serias’ sobre cómo poder hacerlo y luego te contamos algunos trucos caseros que ya te avisamos que funcionan.

Nuestro objetivo principal es que tu estés cien por cien tranquilo cuando estés en tu habitación y no tengas que soportar que nadie entre a molestar. Lo que no podemos asegurarte es que, al no poder hacerlo, se dediquen a aporrear la puerta. Ahí poco podemos hacer… En definitiva, que si ya estás harto o harta y quieres encontrar una solución total y absoluta al problema, sigue leyendo porque en este post te informamos de todo lo que necesitas para empezar a disfrutar de tu intimidad. Estudiar, leer, ver la tele… Vamos, lo que desees. Estás en tu habitación y por supuesto tienes tu derecho. Por cierto, obviamente estos trucos también sirven para situaciones de emergencia en las que tengas que cerrar la puerta desde dentro. Aunque esperemos que no los tengas que utilizar para ello.

Métodos para bloquear puerta desde dentro

Como te decíamos, existen una gran variedad de formas para poder cerrar una puerta desde dentro. Obviamente, todas ellas son para soluciones más o menos comunes que nos pueden suceder a todos. Te contamos todo lo que necesitas saber.

Instala un cerrojo. Te la esperabas ¿verdad? Es el método más utilizado en cuanto a privacidad se refiere. Tiene como ventajas que es muy económico y que se instala fácilmente en el marco de la puerta. Si es para una una habitación interior, te bastará con un simple y pequeño con el que podrás sentirte algo más seguro en tu cuarto. Si fuera para una puerta exterior, ya necesitarás alguno más elaborado como el de doble cilindro, pero en principio, si es para tener algo más de intimidad, con el simple te basta y te sobra.

Además, también tienes la posibilidad de obtener cerrojos que solo se abren desde dentro. Es decir, cumplen absolutamente con la misión de bloquear la puerta sin problema. El problema de esto es que existen personas que viven en pisos de alquiler y que no pueden hacer agujeros en ninguna pared o puerta de la vivienda. En este caso el tema de poner un cerrojo se complica bastante y hay que buscar otras medidas que te permitan tener esa intimidad.

Barra de seguridad. Las barras de seguridad proporcionan un bloqueo de puerta extremo. En este caso, si se trata de un problema cotidiano, no te lo recomendamos. Pero bien, te lo contamos para que sepas que existir, existe. Estas barras de seguridad pueden ponerse de forma horizontal o vertical. Las horizontales son las que llevan más trabajo ya que se insertan entre las bisagras y la cerradura imposibilitando que el golpe más grande que puedas imaginar, pueda abrir la puerta. En cambio, las verticales, se instalan de forma quita y pon. Es decir, van puestas entre el pomo y el suelo de forma que si alguien tira a abrir la puerta, resulta prácticamente imposible.

En este último caso, si tienes miedo de que la barra de seguridad dañe el suelo, debes saber que de normal dispone de un taco acolchado en la parte inferior que ayuda a que el suelo no se ralle en ningún momento.

Dejar la llave puesta por dentro. Si tu problema viene porque hay alguien más en la casa que tiene llave de tu habitación, la solución es sencilla. Tan solo tendrás que echar la llave y dejarla puesta por la parte de dentro de la cerradura. De esta forma, cuando esa persona vaya a poner su llave por el otro lado para intentar abrir, se topará con la tuya y no habrá forma de poder hacerla girar porque, como te podrás imaginar, ambas llaves no caben dentro.

Otros métodos para bloquear puerta desde dentro

Existen otras formas de poder cerrar una puerta desde dentro que no necesitan ningún elemento de cerrajería y que, llegado el caso, pueden ayudarte y mucho en una situación de emergencia. Te las contamos todas.

  • Pon una silla. Vale, estaba claro que iba a aparecer. Pero ya sabes que si falcas una silla de madera o metal bajo el picaporte, la puerta quedará obstruida y no podrá abrirse. Recuerda que cuanto más pongas en diagonal la silla con el pomo, más estabilidad tendrá y más fuerza hará para que la puerta no pueda abrirse.
  • Pon cuñas. Las cuñas de madera o, incluso de plástico, pueden ayudarte también con tu problema. Tan solo tendrás que ponerla en la ranura que hay bajo la puerta. Te recomendamos que les des fuerte para que realmente queden bien puestas.
  • Usa un mueble grande. En casos de emergencia este truco puede servirte siempre que la puerta se abra hacía adentro (igual que en los casos anteriores). Por ejemplo, puedes coger un mueble que sea más o menos grande como un zapatero y empujarlo hasta la puerta. Debes tener en cuenta que el mueble no tiene porqué tapar toda la puerta en general, bastará con que tape solo la zona que se encuentra bajo el picaporte y listo. Realmente es lo que hará que la puerta no se abra.
  • Utiliza una cuerda. Sí, te bastará para cerrar una puerta. Eso sí, tiene que ser de un material fuerte, no nos vale con hilo de coser. Tendrás que atar el extremo de una cuerda al pomo y el otro extremo llevarlo hasta otro mueble que sea capaz de aguantar el peso. Si tienes vigas en la estancia, puedes incluso atarlo a ella. Ya verás como la puerta no se abre.
  • Cuelga un letrero. Es posible que no funcione, pero ¿lo has probado? Igual lo único que necesita la otra persona es saber cuánto te molesta que esté continuamente entrando en tu habitación. Hazlo saber con un cartel y déjale claro que no quieres que vuelva a pisar tu cuarto sin tu permiso. Piénsalo, igual funciona…
  • Haz un cerrojo con un tenedor. Sí, no nos hemos vuelto locos. Puede hacerse. Es una forma perfecta de darle un segundo uso a un utensilio que gastamos cada día de nuestra vida. Tan solo necesitarás el tenedor para poderlo hacer. En primer lugar tendrás que doblar un poco las púas del tenedor para que queden como una esquina. Cuando lo tengas, corta la zona de la cabeza del tenedor y asegúrate de que la parte del mango puede entrar perfectamente entre las púas. Coloca la parte de arriba del tenedor en el hueco donde se cierra la puerta y ciérrala dejándolo sujeto. A continuación, tan solo tendrás que pasar el mango entre las púas y ahí lo tienes, un cerrojo casero de quita y pon para utilizar siempre que lo desees.

cerrojo con tenedor para bloquear puerta desde dentro

Vale, reconocemos que son trucos ‘de andar por casa’ pero también te aseguramos que funcionan muy bien para conseguir cerrar una puerta y conseguir que absolutamente nadie entre en tu vivienda. ¿Sabes cuándo te puede venir también genial? Cuando vas a una habitación de hotel y quieres tener algo más de seguridad en tu habitación. Con esos sencillos trucos lo podrás conseguir. Si podemos darte un consejo más, nosotros optaríamos por la opción del cerrojo siempre y cuando se pueda. Es un sistema bastante sencillo que puede ayudarte bastante y, si se trata de una puerta exterior, siempre puedes usar uno de cilindro doble que te proteja de posibles robos en tu vivienda.

Ya sabes que cualquier duda que necesites saber, tan solo tienes que llamar a Cerrajeros en Valencia y nosotros mismos te lo solucionamos. Contamos solo con cerrajeros expertos en el sector de la cerrajería que estarán encantados de poderte ayudar. Por cierto, como te podrás imaginar, tenemos servicio 24 horas para que puedas llamarnos siempre y cuando lo necesites y teniendo claro que vamos a arreglar el posible problema que puedas tener en apenas unos minutos. ¿Quieres más intimidad en tu hogar? Llámanos y nosotros nos encargamos de aconsejarte el mejor cerrojo que te puede ayudar a ello.

Al final, todo problema de cerrajería tiene un lado de búsqueda de seguridad y eso desde Cerrajeros Valencia lo tenemos claro. Por eso, nos encargamos siempre de darte los mejores consejos para que no tengas que preocuparte por nada más. Deja que cuidemos de ti, de los tuyos y que aseguremos la protección de tu hogar. Cualquier duda que tengas relacionada con la cerrajería, no dudes en contar con nosotros. Y ahora, ya sabes incluso como poder bloquear puerta desde dentro con unos trucos muy sencillos y cómodos.