Cómo abrir una puerta atascada

El saber cómo abrir una puerta atascada empieza en gran medida por saber cómo funciona el método del bumping para asaltar puertas. El bumping es un sistema muy simple y sencillo de aplicar que se basa en la introducción de una llave en el bombín con cierta rapidez y velocidad mediante un golpe seco que permita que los pines que se encuentran dentro del bombín salten, en ese momento en el que se produce el salto de los bombines se puede girar la llave y romper en parta la cerradura.

Lo anteriormente mencionado tanto puede ser aplicado en sistemas de cierre que lleven incorporados bombillos de serretas, pero aunque parezca sorprendente también puede realizarse en algunos modelos de los denominados “de seguridad”.

Desatascar la cerradura con el uso del bumping

Aunque en la actualidad el bumping lo cierto es que originariamente este sistema nació para el uso legítimo en actuaciones profesionales de los cerrajeros que debían abrir puertas, de ahí la necesidad de utilizar este sistema para abrir una puerta atascada.

Dicho de otro modo lo anterior, el bumping es una excelente manera de saber cómo abrir una puerta atascada en la práctica, el problema es que los amantes de lo ajeno se han apropiado de esta técnica legitima para usos ilegítimos.

Entonces, visto lo anterior, nos encontramos una vez más con esa realidad tan manida que tan habitualmente nos muestra que el problema no está en ningún sistema o tecnología en sí misma sino en el uso que se hace la misma. Y con el bumping sucede lo mismo, el bumping no es algo negativo por sí mismo, lo negativo es el uso que algunos puedan darle.

A colación con lo anterior diremos que es como, por ejemplo, el caso de los cuchillos. Un cuchillo puede servir para cortar carnes, quesos, etc., y sea la mejor forma de hacerlo, pero a su vez un cuchillo también puede servir para acuchillar y asesinar a una persona. Entonces podemos ver que el problema no está en el cuchillo, el problema está en el uso que se le pueda dar al mismo.

Cómo abrir una puerta atascada en la práctica

Cuando se requiera de la apertura de una puerta que se encuentra atascada se podrá por un lado llamar a un profesional de la cerrajería para que realice el desatasco de una forma fácil, sencilla y profesional o podrá intentarse por cuenta propia.

Cierto es que para lograr desatascar una puerta atascada si una persona no es un profesional del sector puede requerir de un poco de entrenamiento y maña para lograrlo, pero cierto resulta también que en realidad no resulta un proceso nada difícil y que son muchas las personas que lo lograrán fácilmente si se les explica cómo hacerlo, y eso es lo vamos a efectuar en las siguientes líneas.

Conceptualmente primero debe diferenciarse entre los bombillos de llaves que funcionan con las tipologías denominadas de serreta y los cilindros que funcionan con sistemas de puntos de seguridad.

Lo anterior es muy importante para saber cómo abrir una puerta atascada pues en muchas ocasiones se pueden llegar a confundir los sistemas que funcionan con soluciones de serretas y los sistemas que funcionan con soluciones de cierre por puntos.

Cómo abrir una puerta atascada

Dentro de los cilindros que funcionan con llaves de puntos debe decirse que existen muy variadas categorías de cilindros que funcionan con este sistema. Así, se pueden encontrar desde sistemas que garantizan la seguridad fortificando el sistema en sí mismo mediante la utilización de materiales de alta calidad que ofrecen una alta resistencia, hasta sistemas que cuentan con capas adicionales para ofrecer una prevención adicional ante sabotajes, pasando por supuesto por los sistemas de cierre de este tipo de llaves por puntos que incorporan un embrague.

En primer lugar, el primer paso para saber cómo abrir una puerta atascada en la práctica será el de disponer de una llave amaestrada que permita la apertura de la puerta que se desea abrir. Todo ello teniendo presente que se ha verificado que la modalidad de puerta no es susceptible de ofrecer resistencia insalvable a este tipo de intento de apertura, si fuese ese el caso sería necesario intentar probar otros métodos o llamar directamente a un profesional.

En los supuestos anteriores en los cuales no será posible aplicar técnicas de este tipo de desatascar una puerta se encuentran, por ejemplo, las cerraduras protegidos por bombillos de alta seguridad que cuenten con pines superiores añadidos o con pines laterales.

Llegados a este punto será el momento de realizar la introducción de la llave tallada en el interior del bombín existente. La llave deberá de ser introducida hasta lo más profundo que la misma alcance, por ello es muy importante que el conjunto de los dientes mantenga una forma bastante homogénea entre sí y que vendrá a ser netamente inferior a lo que sería considerado como normal en una llave convencional. Y ello es así pues los picos resultantes de forma crestada realizan el empujado de los pitones lo que, a su vez, genera la creación de unos espacios claves para el proceso.

La mejor forma de abrir una cerradura atascada

Con la llave introducida y contando con un espacio libre no inferior a unos aproximadamente tres milímetros se deberá aplicar tensión sobre la misma y se realizará un golpe a la llave. Este golpe no deberá de ser demasiado intenso y es que propiciará que se produzca un giro en el cilindro. Así, se habrá logrado producir una separación de los pitones del cilindro y se podrá proceder a la apertura de la puerta y todo ello sin requerir ni de un largo tiempo para hacerlo ni de producir daños estructurales en la cerradura.

Este empujar de los muelles contra los pintones es lo que permite esta apertura rápida, silencioso y que no deja rastro, algo que es un arma de doble filo clarísima pues será muy útil para los casos legítimos que aquí se plantean de intento de desatasco de una puerta atascada, pero que también supone una de las principales amenazas ante los intentos indeseados de sabotaje de una cerradura por parte de ladrones.

Cualquier persona puede encontrarse en la necesidad de saber cómo abrir una puerta atascada y en el bumping aplicado con fines legítimos se encuentra la mejor opción. Cualquier persona puede verse necesitada de saber cómo proceder al desatasco de una puerta y muchas de ellas encontrarán la solución en la técnica aquí expuesta pues tal y como se ha visto es un sistema que funciona en cerraduras de bajo nivel, en las más económicas que no tienen protección anti-bumping pero que también es un sistema que puede llegar a funcionar en sistemas de cierre más avanzados, incluso en cierres de una determinada seguridad pero que también resultan vulnerables.

En definitiva, en cualquier momento nos podemos encontrar en la tesitura de tener que decidir cómo abrir una puerta atascada y seguro que en ese momento agradeceremos en gran manera y enormemente el saber cómo abrirla de una forma tan eficaz, poco costosa, poco ruidosa, rápida y con muy pocos efectos secundarios pues es un sistema «limpio» que evita grandes roturas o destrozos. Sin duda una solución ideal de apertura siempre que se le dé un uso legítimo al sistema utilizado.

Deja un comentario